Ciencia Moderna y los Vedas

May 26 2019 - Krishna Talk 92

En 1959 a dos científicos atómicos americanos, Dr. Emilio Segre y el Doctor Owen Chamberlain se les entregó el Premio Nobel en Física por el descubrimiento del antiprotón, probando (teóricamente) que la materia existe en dos formas -como partículas y antipartículas-. De acuerdo con una de las proposiciones fundamentales de la nueva teoría, puede que exista otro mundo, o un anti-mundo, construido de anti-materia. Éste mundo anti-material podría consistir de partículas atómicas y sub-atómicas girando en órbitas opuestas a las del mundo que conocemos. Si estos dos mundos llegaran a colisionar, ambos serían eliminados en un destello cegador.

En ese mismo año (1959), A.C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, publicó un pequeño ensayo, “Viaje Fácil a Otros Planetas”. Él comenzó este trabajo señalando la información arriba mostrada, mencionando que, ciertamente, dos mundos existían, el material y el espiritual, pero que la naturaleza del mundo espiritual era que nunca podría ser aniquilado.   

Yo leí por primera vez “Viaje Fácil a Otros Planetas” en 1969, y por muchos años después me preguntaba por qué no hubo investigación constante sobre el concepto de anti-partículas o anti-mundos. Casi 40 años después, tuve la grata sorpresa de aprender que la teoría de los anti-mundos ha sido un tópico intenso dentro de la investigación física todos esos años y permanece aún hoy. En verdad la teoría del anti-mundo ocupa un lugar prominente en las teorías físicas mostradas como Hipótesis de Multiversos, también conocidas como Universos Paralelos.

Universos Paralelos.

Sin embargo, el progreso en las Hipótesis del Multiverso no han sido motivo para lo cual escribir  localmente. Los conceptos se mantienen cambiantes y aún no ha habido alguien que haya hecho contacto con un Multiverso o un Universo Paralelo. En otras palabras no ha habido resultados tangibles en el campo de la investigación de Multiversos. Pero por supuesto, los científicos, (físicos) que hacen la investigación son merecedores de respeto, honor, grandes halagos y sueldos elevados, ya que, aun siendo incapaces de “probar” sus teorías, son brillantes y merecen las ventajas de la grandeza, debido a que son capaces de pensar en tales conceptos elevados. Son grandes mentes.

¿Pero qué hay de los escritores y comentaristas de la literatura Védica que hablaron del mundo anti-material (Paravyoma y Vaikuntha) muchos siglos antes de que las grandes mentes del oeste pudieran comprender que la tierra no era plana?  ¿No son esos observadores Védicos merecedores de ser contados como grandes pensadores, grandes mentes de fibra científica? Si es así, ¿por qué no les damos lo que les corresponde, y aún más importante, porque los científicos, físicos e investigadores de la actualidad no prestan mayor atención a sus logros ancestrales?  No tengo la respuesta para eso.

Veamos ahora algunos de los conceptos Védicos y logros en relación con Universos Paralelos que se han convertido en tendencias en las disciplinas modernas científicas, e incluso quintaesencias para la misma ciencia.

En el sistema Sankhya de Kapila-deva, el estudio analítico de la naturaleza material, La materia se desarrolla de lo sutil a lo burdo. Las cualidades de un elemento se manifiestan antes de la manifestación burda del elemento. Esto es muy diferente a la manera en la que casi todos pensamos sobre la materia. Por ejemplo, el aroma es una cualidad de la tierra, y por tanto pensamos que ahí primero debe estar la sustancia tierra y luego el aroma. Pero en el Sankhya, o la forma Védica de pensar, es justo lo opuesto. Primero, ahí está la cualidad del aroma y luego la tierra se manifiesta  -todo comienza del plano sutil, moviéndose entonces hacia lo burdo- .

El aspecto más sutil de la materia en Sankhya es la “vibración” - puede pensarse como vibración sonora o frecuencia- Aquella más sutil existencia que precede cada aspecto y todo aspecto de la materia es una vibración o sonido llamado tan-mantra. En términos de Layman, en Sankhya, una vibración o sonido reside en las bases de la materia. Todo surge de esa vibración original. -la base de todo reside en el sonido-.

Teoría de Cuerdas.

Respectivamente, la Teoría de Cuerdas (Una rama de la física teórica aún en desarrollo que combina mecánica cuántica y la relatividad general en una teoría cuántica de gravitación) tiene connotaciones similares a la concepción Sankhya de que el tan-mantra o la vibración sonora son las bases de la materia.

Entonces tenemos a los físicos teóricos apuntando a la materia oscura o masa que sigue sin hallarse en el universo. Los físicos concluyen, basados en investigación, que tanto como el 80% por ciento de la masa de este universo está perdida o es indetectable. Simplemente señalando, para la cuenta del volumen de gravedad en el universo, 80% más materia de la que es visible es requerida. ¿Dónde está?.

Quien fue el primero en proveer evidencia e inferir la existencia de un fenómeno que ha venido a llamarse “materia obscura”  fue el astrofísico suizo Fritz Zwicky, del Instituto Tecnológico de California en 1933. Zwicky aplicó el teorema viral al conjunto Coma de galaxias, obteniendo evidencia de masa no vista. Zwicky estimó el total de la masa del conjunto basada en los movimientos de galaxias cerca de sus límites, comparando esa estimación a uno basado en el número de galaxias y el total de la brillantez de ese conjunto. Encontró que había más de 400 veces más masa estimada de la que era observable. La gravedad de las galaxias observables en el conjunto sería demasiado demasiado reducida para tales orbitas tan rápidas, por tanto algo extra era requerido. Esto se conoce como “el problema de la masa perdida”. Basado en estas conclusiones Zwicky infirió que debe haber algún tipo de materia no-visible que podría proveer lo suficiente de masa y materia para mantener el conjunto en su totalidad. Ese fue el inicio de la búsqueda por materia oscura.

 

Materia Obscura

Setenta y seis años después, la ciencia aún está en búsqueda de Materia Negra, aunque saben que está literalmente donde sea, escapa a ser detectada, y son aún incapaces de observarla. Millones de dólares provenientes de impuestos se usan cada año por los súper poderes de occidente en la búsqueda de Materia Negra. Nada se ha mostrado aún.

En una plataforma paralela, Sankhya identifica a un elemento material que entre otras cualidades es, en su mayor parte, elusivo.(énfasis en elusivo). Está donde sea (todo lo permea) pero al mismo tiempo, indetectable(etéreo). Ese elemento en Sankhya es llamado nabhas, o como se menciona en el Bhagavad Gita, Kham.

Las actividades/cualidades y características del elemento kham en Sankhya pueden observarse como el acomodar espacio/lugar para la existencia. El espacio en sí mismo, tanto interno como externo, es el elemento kham. Entonces, si los físicos están al tanto de esto, esto puede encajar muy bien en el “problema de la masa perdida”. Kham, al ser un elemento material, se le podría teóricamente asignar un código numérico en la tabla periódica de los elementos como a todo lo demás -entonces puede ser que encuentren lo que están buscando-.

En la forma Védica de pensar, el elemento físico es secundario respecto a sus cualidades. –Cuando las cualidades de algo en particular son entendidas, es bueno, e inclusive mejor que tener el burdo objeto en la mano. – En ese sentido la ciencia moderna ya ha descubierto la Materia negra, porque han comprendido algo sobre sus cualidades, pero aún no pueden darse cuenta.

En el Srimad Bhagavatam encontramos el siguiente verso:

                                    bhutanam chidra-datrtvam bahir antaram eva ca

                                pranendriyatma-dhisnyatvam nabhaso vrtti-laksanam

Las actividades y características del elemento etéreo pueden ser observadas como el acomodo para el espacio de las existencias externas e internas de todas las entidades vivientes, llamado como el campo de actividad para el aire vital, los sentidos y la mente. (Bhag. 3.26.34)

En su comentario sobre este verso, A. C. Bhaktivedanta Swami Prabhupada, menciona que la comprensión Sankhya de nabhas o kham (lo que él llamó en inglés “el elemento etéreo”) es la base para la gran investigación científica:

Este verso contiene la base potencial para un gran trabajo de investigación científica, debido a que explica cómo las formas sutiles son generadas del elemento etéreo (nabhah), cuáles son sus características y acciones, y cómo los elementos tangibles, llamados aire, fuego, agua y tierra se manifiestan desde la forma sutil.

Sankhya no sólo menciona simplemente los elementos materiales básicos, sino que explica muy científicamente cómo esos elementos evolucionan desde el plano más sutil de existencia hasta llegar a las divisiones del universo. -En verdad esto es bastante elaborado y científico-.

Incluso para la ciencia, el tomar plena ventaja del entendimiento Sankhya sobre la materia, descubriendo cómo el universo vino a la vida, implica que tienen que hacer más que sólo agregar kham/nabhas a su lista de elementos, también deben añadir ahamkara (ego), mana (mente), y buddhi (inteligencia) a su tabla de elementos ya que, ciertamente, Sankhya señala estos como elementos materiales. Sin embargo,  estos elementos ahankara, mana y buddhi, se categorizan incluso hasta más sutiles que kham, porque se acercan en carácter hacia atma, consciencia.

Más allá de los elementos sutiles y burdos añadidos a la tabla de los elementos, Sankhya señala que una comprensión completa de la existencia, de la realidad, no es posible sin incluir dos conceptos trascendentales, anti-materiales -llamados atma y paramatma (consciencia y súper-consciencia)-.  Pareciera, con esto, que la ciencia batalla con más que sólo la Materia Oscura. Lo hemos titulado “Materia Luminosa”.

El descubrimiento físico más intrigante tiene que ser la teoría del Conducto Warp (deformación), del Conducto Alcubierre, nombrado como su inventor, el físico teórico mexicano Miguel Alcubierre Moya. La mayoría de nosotros sabe sobre el Conducto Warp o viaje Warp por películas como Viaje a las Estrellas o Contacto, pero Moya tenía el verdadero camino.

En su documento sobre física de 1994, Moya propuso un método de contraer el espacio en una onda que en teoría, crearía espacio al frente de una nave espacial contrayéndose, y espacio detrás de ésta para expandirse.

La nave llevaría a ésta onda hacia dentro de una región conocida como esfera deformada o espacio plano. Como la nave no se está moviendo dentro de la esfera, pero llevada dentro al tiempo que la región se desplaza, los efectos relativistas convencionales como la dilatación del tiempo no se presentarían en la forma en que lo hacen en el caso de una nave moviéndose a gran velocidad a través del espacio-tiempo.  Además, éste método de viaje, en realidad no incluye moverse más rápido que la velocidad de la luz en un sentido local, ya que un rayo de luz dentro de la burbuja siempre se desplazará más rápido que la nave; es sólo “más rápido que la luz ” en el sentido de que, gracias a la contracción de espacio frente a ella, la nave podría alcanzar su destino más rápido que el rayo de luz restringido a viajar fuera de la esfera contraída. Por tanto, el Conducto Alcubierre no contradice el reclamo convencional de que la relatividad prohibe a un objeto más lento que la luz acelerar a velocidades más rápidas que la luz.

Tema bastante bueno –Y la NASA ciertamente lo pensó, montando su programa de “Deformación del Tiempo” a un costo de muchos millones de dólares por más de una década hasta que finalmente desisitieron.-“ ¡Si, el viaje en el tiempo es posible.”! Dijeron.”¡Simplemente, no podemos hacerlo!” ¡Rayos!.

Pero no nos sorprende encontrar esta misma teoría mencionada hace muchos miles de años atrás en la literatura Védica como Siddhi, o perfección mística, por la cual uno puede viajar a otro planeta u otra galaxia sin propulsión convencional y en tiempo cero.

Uno puede debatir que aunque esto se menciona en los Vedas, es dudoso que ellos fueran aptos para hacerlo. Ese argumento puede ser aplicado, pero primero uno debe aceptar que ellos podían pensar en esto miles de años antes que la NASA. Que ellos pudiesen hacerlo o no es irrelevante. Después de todo, la NASA sólo pensaba sobre esto. -Tampoco lo lograron-.

Viendo lo divertido, -el conocimiento Védico es fácilmente pasado por alto o completamente no reconocido.- Ellos señalan que son simples historias y mitos, pero la física/ciencia teórica - ¡eso es algo en lo que puedes creer!-

Podría ser justo entonces, preguntar, “¿quién escribe estas cosas?” ¿Acaso la gente inteligente de este planeta ha olvidado cómo pensar por sí mismos? ¿Simplemente nos hemos convertido en seguidores fieles de lo que cualquier “ciencia” tiene que decir? ¿Hemos perdido nuestra razón y lógica? Aparentemente, algunos sí.

Si fuésemos a enlistar todos los descubrimientos que la civilización Védica ha dado al mundo, algunos en uso común en el presente como el uno, el cero, el sistema binario, cálculos referidos a fenómenos astronómicos y más aún por ser descubierto o comprendido como la teoría del Conducto Warp, entonces este artículo sería un libro. Hasta aquí llegamos.